Lo más reciente >>>

Cuando Francisco regaló a los valencianos la última versión grabada del Himno Regional

Estimated reading time:5 minutes, 31 seconds

El Himno Regional fue renovado por nuestro insigne Francisco en septiembre de 2016 quien, a instancias de un grupo de entidades culturales valencianistas, interpretó y grabó, junto a la Banda Municipal de Lliria, la última versión registrada de nuestra querida y representativa pieza.

Varias fueron las entidades que propusieron al posiblemente mejor intérprete lírico valenciano contemporáneo, y incuestionable valencianista, Francisco González Sarriá, mundialmente conocido como Francisco, grabar una nueva versión del Himne Regional, puliendo algunos detalles lingüísticos por los que la versión más difundida -interpretada por él mismo- no se ajustaba normativamente al valenciano actual.

Con el asesoramiento de la Secció de Llengua de la Real Acadèmia de Cultura Valenciana, y a instancias de Círcul Cívic Valencià, Dames i Cavallers de la Real Senyera, Joventuts Ratpenatistes, Plataforma Valencianista y Torres Blaves, Francisco recogió el guante y, de su propio bolsillo, decidió hacer, de cara al 9 d’Octubre de 2016 y las Fallas de 2017, un regalo incomparable del Himne Regional Valencià: una versión plenamente actual, en valenciano genuino e interpretada por el mejor.

Letra del Himne Regional

La letra de nuestro Himno Regional Valenciano, fiel reflejo de nuestra histórica valencianidad dentro de la españolidad, sin los conflictos ni los complejos que el pancatalanismo ha pretendido en los últimos 40 años inocular en nuestra sociedad, no puede faltar nunca en cualquier celebración institucional, y no debería faltar tampoco en cualquier acto social, empresarial, deportivo o incluso familiar de aquellos valencianos que nos enorgullecemos de ser lo que somos.

Per a ofrenar noves glòries a Espanya,
tots a una veu, germans, vingau.
¡¡Ya en el taller i en el camp remoregen
càntics d’amor, himnes de pau!!

¡Pas a la Regió
que avança en marcha triumfal!

Per a tu la vega envia
la riquea que atesora,
i es la veu de l’aigua càntics d’alegria
acordats al ritme de guitarra mora.

Paladins de l’Art t’ofrenen
ses victòries jagantines;
i als teus peus, Sultana,
tons jardins estenen
un tapís de murta i de roses fines.

Brinden frutes dora(d)es «la d intervocàlica no se pronuncia en valencià»
els paraisos de les riberes;
pengen les arraca(d)es «la d intervocàlica no se pronuncia en valencià»
baix les arca(d)es «la d intervocàlica no se pronuncia en valencià»
de les palmeres.

Sona la veu amada
i en potentíssim, vibrant resò,
notes de nostra albada
canten les glòries de la Regió.

Valencians en peu alcem-se.
Que nostra veu
la llum salude d’un sol novell.

Per a ofrenar noves glòries a Espanya,
tots a una veu, germans, vingau.
¡¡Ya en el taller i en el camp remoregen
càntics d’amor, himnes de pau!!

¡Flamege en l’aire
nostra Senyera!

¡Glòria a la Pàtria!
¡Vixca Valéncia!

¡Vixca!
¡¡Vixca!!
¡¡¡Vixca!!!

Sobre Francisco

Nació en Alcoy el 5 de febrero de 1959. Su primer gran éxito y el lanzamiento a la fama le llegó en 1981, cuando participa con la canción «Latino» en el Festival de la OTI.

En 1981, su compañía de discos le ofreció que pidiera un deseo como premio extra por alzarse como vencedor en México del Festival de la OTI. Los directivos esperaban que pidiera un coche de lujo o un viaje alrededor del mundo. Sin embargo, el joven alcoyano, con apenas 22 años, no dudó en manifestar que lo que más deseaba era grabar el Himno Regional Valenciano.

Los directivos de Polydor que le representaban desde Madrid, sin salir de su asombro ni entender muy bien el capricho, complacieron al muchacho que se estaba hinchando a vender cientos de miles de copias de su primer «long play» que incluía «Latino» la canción ganadora y su primer gran éxito.

El cantante oficial de Valencia

El Himno de Valencia por una cara y «El Fallero» por la otra, se regalaron en un «single» que se entregó junto a su segundo «elepé», titulado «Cariño mio» y que incluía canciones que fueron grandes éxitos como «La chica del poster» o «Tú ni te imaginas».

Aquel disco/regalo, sin proponérselo, situó a Francisco como «el cantante oficial de Valencia», y ambas versiones siguen siendo hoy en día, las más vendidas, las más escuchadas y las más distribuidas internacionalmente.

Ésta anécdota, muy poco conocida, habla mucho y bien de aquel chaval, abrumando por un éxito repentino, que no dudó en asociar su nombre y su persona de por vida, a las señas de identidad sonoras de la tierra que le vio nacer y crecer.

Francisco González Sarriá posee desde joven una voz potente y limpia, de tenor lírico, que fue puliendo y trabajando con los años, para alcanzar el mejor nivel profesional.

Con poco más de 18 años, después de una adolescencia muy dura en la que tuvo que hacer de cabeza de familia tras la temprana muerte de su padre, decidió lo que quería para el resto de su vida. Se empeñó en triunfar, porqué de facultades iba sobrado, y le bastaba soltar unos trinos en cualquier lugar para convertirse de inmediato en el dueño de la situación.

Por entonces había muchos y buenos aspirantes a ocupar ese hueco que dejó Nino Bravo con su desaparición, y más en esta tierra de grandes voces, pero con el tiempo, se demostró que sólo Francisco poseía la fuerza de voluntad, el empeño y esa chispa mágica y difícil de explicar, ese destello de cercanía que hace que la gente quiera y adopte a un artista.

Podía y puede cantar de todo, cualquier estilo, porque sus cualidades, la técnica y los estudios que fue adquiriendo en los años que estuvo amadrinado por Monserrat Caballé así se lo permiten.

Gran predicamento entre los valencianos

No corren buenos tiempos para baladistas, porque los contratos escasean, Pero el valenciano se mantiene, no ha perdido popularidad y conserva su espléndida voz. Porque Francisco vive al margen de las modas musicales y discográficas y vive más tres décadas sin competencia.

Sobre los escenarios le siguen pidiendo el Himno Regional Valenciano allá donde canta, y si no se lo piden, lo canta de igual manera y de corazón, como demostró en pleno confinamiento de la crisis del coronavirus haciéndolo desde su terraza particular para todos sus vecinos. Él también se quedó en casa.

Fuente biográfica: «La huella de 150 valencianos».

No Comments

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: