Lo más reciente >>>

El origen de las Cruces de Mayo se pierde en la historia hasta tiempos de los romanos

Estimated reading time:4 minutes, 36 seconds

Las tradicionales Cruces de Mayo que engalanan las calles de Valencia y otras poblaciones se originan en el amanecer de nuestra era. En Valencia, es Lo Rat Penat la entidad que las promueve desde 1925.

El origen de las fiestas en honor a la Santa Cruz se pierde en el tiempo. Religiosamente, parecen tener su origen en el hallazgo por Santa Elena de la cruz donde murió Cristo, pero lo cierto es que el arraigo popular de la fiesta proviene de ciertas celebraciones de los romanos.

Sobre la Exaltación

Los libros litúrgicos contienen dos fiestas dedicadas al culto de la Cruz: por un lado la Invención de la Santa Cruz, -fiesta del 3 de mayo-, y la Exaltación, -el 14 de septiembre-.

La Exaltación conmemora la dedicación de las basílicas de Jerusalén, es de origen oriental y no pasó a occidente hasta fines del siglo VII, a través del rito romano, la de la invención de la Santa Cruz si que es conmemorada desde antiguo. En España aparece en todos los calendarios y fuentes litúrgicas mozárabes, poniéndola en relación con el relato del hallazgo por Santa Elena de la auténtica Cruz de Cristo.

Origen o invención de la exhibición de la Santa Cruz

La historia, con mucho de leyenda, narra como en el emperador Constantino, en el sexto año de su reinado, se enfrenta contra los bárbaros a orillas del Danubio, en una batalla cuya victoria se cree imposible a causa de la magnitud del ejército enemigo. Una noche Constantino tiene una visión en el cielo en la que se le apareció brillante la Cruz de Cristo y encima de ella unas palabras, «In hoc signo vincis» (Con esta señal vencerás).

El emperador hizo construir una Cruz y la puso al frente de su ejército, que entonces venció sin dificultad a la multitud enemiga. De vuelta a la ciudad, averiguado el significado de la Cruz, Constantino se hizo bautizar en la religión cristiana y mandó edificar iglesias. Enseguida envió a su madre, Santa Elena, a Jerusalén en busca de la verdadera Cruz de Cristo. Una vez en la ciudad sagrada, Elena mandó llamar a los más sabios sacerdotes y logró hallar el lugar donde se encontraba la Cruz, pero no estaba sola.

En el monte donde la tradición situaba la muerte de Cristo, encontró tres maderos ensangrentados ocultos y para descubrir cuál era la verdadera cruz donde falleció Cristo, colocó una a una las cruces sobre personas enfermas, e incluso muertos, que se curaban o resucitaban al tocar la cruz que había sido la de Cristo. A partir de ahí nace la veneración a la Santa Cruz, ya que Santa Elena murió rogando a todos los que creen en Cristo que celebraran la conmemoración del día en que fue encontrada la Cruz.

Celebración de la Festividad de la Santa Cruz

En cambio, de la celebración popular de la fiesta de la Santa Cruz, la que más nos interesa, apenas hay datos antiguos. Los primeros testimonios que conocemos se remontan tan sólo al siglo XVIII, aunque este vacío documental no implica necesariamente que la fiesta no existiera desde antes. En cualquier caso, parece que la celebración popular de la Cruz de Mayo tal como hoy la conocemos alcanzó su máximo esplendor durante los siglos XVIII y XIX, para empezar a decaer a principios del XX.

A la hora de establecer los orígenes de esta celebración popular de la Cruz hay que referirse necesariamente a una serie de fiestas paganas que se celebraban desde muy antiguo en el mes de mayo, considerado desde siempre como el mes del esplendor de la vegetación y la naturaleza, de la primavera. Ha sido siempre un tiempo muy proclive para la organización de fiestas.

Así, desde antiguo se celebraba la fiesta conocida como la de «las mayás» o «mayas» -precisamente en alusión al mes-. Era una celebración de carácter alegórico que tenía como protagonista a una niña (la mayá o maya) vestida de blanco y coronada de flores. Junto a ella una corte de jovencitas, también ricamente engalanadas, que pedían «un cuartito para la maya, que no tiene manto ni saya».

Lo Rat Penat, entidad abanderada de las Cruces de Mayo en Valencia

En Valencia, Lo Rat Penat siempre ha mostrado su interés en la recuperación y mantenimiento de todo lo que representa cultura y tradiciones valencianas. Por ello, desde 1925, justo cuando la celebración de las Cruces de Mayo comenzaba a perder esplendor, Lo Rat Penat cogió el testigo de mantener la tradición, y por ello viene organizando y realizando cada año el concurso de las Cruces de Mayo, para conmemorar la festividad de la Santa Cruz y evitar así que esta tradición de adornar las calles se perdiera.

Actualmente son cerca de noventa cruces les que se plantan en diferentes ubicaciones enmarcadas por las cruces de término de la ciudad de Valéncia.

El concurso de las Cruces de Mayo es una manera de contribuir al embellecimiento del caput Regni i hacer partícipes a todos los ciudadanos de esta tradición tan valenciana. Este consurso únicamente ha dejado de celebrarse algún año de los tres que duró la Guerra Civil, y en 2020 por el coronavirus.

0

No Comments

Deja una respuesta

https://eactivate.com/

Encuestas

¿Necesitamos los valencianos un partido político propio para defender de verdad nuestros intereses?

  • Me da igual la política. (0%, 0 Votos)
  • Ya tenemos a Compromís. (2%, 2 Votos)
  • Los partidos nacionales ya nos representan. (5%, 6 Votos)
  • Sí, pero uno grande y bien dirigido. (85%, 105 Votos)
  • Más partidos no, gracias. (8%, 10 Votos)

Votantes totales: 119

Cargando ... Cargando ...

El Faro en Facebook

Peris y Soler Seguros Silla y Picassent
A %d blogueros les gusta esto: