¿Sabes cuáles son los cinco embalses más importantes de la Comunitat Valenciana?

Los cinco embalses más importantes de la Comunitat Valenciana

Conoce en El Faro de Valencia los cinco embalses más importantes, por tamaño y capacidad de embalsado, de la Comunitat Valenciana.

¿Qué es un embalse o pantano?

Los embalses son construcciones en los recorridos de los ríos o lagos, cuya finalidad es crear una gran reserva o depósito de agua, con la finalidad de evitar desbordamientos de los ríos en temporada de lluvias, de servir de almacén acuífero para abastecer a la agricultura y al consumo humano en temporadas de sequía, e incluso con frecuencia se aprovecha el agua para generar energía eléctrica al mover las turbinas de una central eléctrica.

Utilidades de los embalses

Las presas, grandes megaconstrucciones que constituyen un éxito de la ingeniería civil y la obra pública, son enormes complejos que se dedican a regular a través de enormes muros de contención y compuertas los flujos naturales de agua, equilibrando así sus máximos y mínimos estacionales, y así poner agua a disposición de los ciudadanos en tiempo y lugar durante todo el año, y de forma suficiente y equilibrada.

Ecosistemas de alto valor ecológico

Además del papel regulador de los flujos de agua, los grandes pantanos representan entornos naturales de alto valor ecológico y paisajístico, por las características orográficas necesarias para la construcción de las presas, dado que son necesarias profundas y amplias gargantas fluviales, con escarpados y agrestes montes para poder ejecutar la construcción de una presa. La abundancia de agua es garantía de ecosistemas fecundos y amigables para la flora y la fauna.

Los embalses valencianos

De los 1.225 embalses existentes en España, el territorio valenciano es poseedor de 41 de ellos: apenas el 3,35% del total, con una capacidad máxima de embalse entre todos ellos de 1.956hm3, capacidad la cual el 70% -algo más de 1.300hm3- corresponde al top 5 de  los pantanos valencianos.

Por limitar el ranking a cinco embalses, dejamos atrás embalses tan importantes como Cortes de Pallás, Escalona, Loriguilla, Bellús, Sichar o Forata, todos ellos de gran utilidad, incomparables marcos naturales y más que aceptables capacidades de embalsado, aunque vamos a centrar la atención del artículo en los cinco grandes embalses valencianos, nuestro top five regional de embalses.

Quinto clasificado: embalse de Arenós

El embalse de Arenós -también conocido como embalse de Arenoso o de Campos, e inicialmente como presa de Montanejos- se sitúa en los municipios de Montanejos y Puebla de Arenoso, provincia de Castellón, en el transcurso del río Mijares a su paso por la comarca del Alto Mijares, en la Comunidad Valenciana (España).

Embalse de Arenós (también conocido como Pantano de Montanejos).
Embalse de Arenós (también conocido como Pantano de Montanejos).

Con sus 137hm3 de capacidad máxima de embalsado, se sitúa como quinto en el ranking de embalses valencianos. Construido en los años 70 del siglo XX, este embalse regula las aguas que el Mijares agita desde su nacimiento, en la sierra de Gúdar (Teruel) hacia su desembocadura en el Mediterráneo entre Almazora y Burriana, dejando tras de sí un poso de riqueza que convierte la Plana en una comarca mucho más fértil.

Cuarto clasificado: embalse de Benagéber

El Embalse de Benagéber, enclavado en el río Túria y en el término municipal de Benagéber (Mancomunidad del Alto Túria, Comarca de los Serranos, provincia de Valencia), al cual se puede acceder tanto desde Utiel como desde Tuéjar, comenzó su historia en el año 1931, fecha en que se aprobó por la Dirección General de Obras Hidráulicas su construcción.

El 5 de abril de 1932 el presidente de la República, Niceto Alcalá-Zamora inauguró las obras con el nombre de Pantano de Blasco Ibáñez. Su construcción duraría hasta el año 1955 rebautizándose como Embalse del Generalísimo.

Todo empezó con la detonación de un barreno en la roca elegida para alzar la que, con sus 105 metros, sería en su momento la presa más alta de España, adermás de sus 221hm3 de capacidad de embalsado. La puesta en marcha reunió a más 5.000 personas llegadas desde Los Serranos y el Camp de Túria, entre las que se encontraban los 700 vecinos del pueblo que desaparecería bajo las aguas del embalse.

Impresionante vídeo del Pantano de Benagéber a vista de dron, de Meraviglia.es

Del Benagéber original, se crearon 3 núcleos de población alejados entre sí: San Antonio de Benagéber (situado entre Paterna, Bétera y L’Eliana), San Isidro de Benagéber (situado entre Moncada y Náquera) y el pueblo nuevo de Benagéber situado en lo alto, cerca de la Aldea de Nieva. Familias enteras, vecinos y amigos quedaron separados para siempre entre estos tres núcleos de población de nueva creación. Aproximadamente 75 familias se marcharon a San Antonio de Benagéber, 65 familias a San Isidro y 16 familias se quedaron a vivir en el nuevo Benagéber.

Benagéber es el pantano que regula el flujo de aguas que el Túria envía a la huerta del Cap i Casal y poblaciones colindantes, que posteriormente se reparten por acequias en base a los criterios del Tribunal de les Aigües, la institución jurídica más antigua de Europa y de la que hablamos en otro post de El Faro de Valencia.

Tercer clasificado: embalse de La Pedrera

El pantano de La Pedrera es un humedal artificial ubicado en el término municipal de Orihuela, provincia de Alicante, realizado en 1980 sobre el cauce de la rambla Alcorisa, una amplia depresión erosiva rodeada por cuatro montes de escasa altura, depresión que puede llegar a almacenar 247hm3 de agua a lo largo de las 1.272 hectáreas que ocupa.

Embalse de La Pedrera, Orihuela, Alicante, Comunitat Valenciana
Embalse de La Pedrera, Orihuela, Alicante, Comunitat Valenciana

Este embalse pertenece a la Confederación Hidrográfica del Segura y supone una pieza clave para la regulación y distribución de parte de las aguas provenientes del Canal del Trasvase Tajo­ Segura. Dicho caudal es utilizado para riego en cultivos de regadío del Campo de Cartagena (Murcia) y para abastecimiento urbano de una serie de núcleos de población de su entorno territorial, las provincias de Alicante y Murcia, gestionado a través de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla.

Segundo clasificado: embalse de Contreras

Ubicado en el límite territorial entre las provincias de Valencia y Cuenca (Castilla La Mancha), y ocupando términos municipales de Villargordo del Cabriel (Valencia) y La Pesquera, Mira, Enguídanos y Minglanilla, pertenecientes a Cuenca.

Construido en 1972 en la confluencia de los ríos Cabriel y Guadazaón, afluentes del Júcar, tiene una superficie de 2710 ha, con una capacidad máxima que es un poco un misterio: expertos hablan de 943hm3, pero por construcción su límite de embalse se estima en 361hm3, siendo, eso sí dato real, la altura de la presa de 129 metros.

Contreras se utiliza para la producción de energía y para abastecer de agua al Canal Júcar-Túria, que suminstra agua potable a la ciudad de Valencia. Normalmente no supera el 20% de su capacidad debido a la permeabilidad de la roca sobre la que está cimentada una segunda presa, situada a unos 500m al oeste de la principal, que cierra el embalse.

Embalse de Contreras a vista de dron (de LiveTheLife Productions)

Este embalse pertenece a la Confederación Hidrográfica del Júcar y justo aguas abajo de la represa se sitúa el puente de Contreras, construido entre 1845 y 1851 por el ingeniero Lucio del Valle y que para descender por el cañón tuvo que construir una carretera en zigzag que constituyó el puerto de Contreras y que fue suplementado con el viaducto de la Autovía de Valencia (autovía A-III), que cruza el propio embalse del Pantano.

Viaductos sobre Contreras
Viaductos sobre Contreras

De hecho, en 1997, para la construcción y anclado de los pilares del viaducto de la autovía, se tuvo que vaciar el embalse, dejando el agua del Júcar y sus afluentes en otros embalses para poder acometer la infraestructura que tan necesaria era para la Comunitat Valenciana. Posteriormente y en paralelo a la autovía, se ha construido el viaducto para las vías del AVE Madrid – Valencia.

Primer clasificado: embalse de Tous

Y aquí tenemos al rey de los embalses valencianos: Tous. La presa de Tous, también llamada Embalse de Tous o Pantano de Tous, se sitúa en los términos municipales de Tous y Millares, en la provincia de Valencia, a caballo entre las comarcas de la Ribera Alta del Xúquer y la Canal de Navarrés. La presa embalsa al río Júcar y a su tributario, el río Escalona, en la parte final de su curso. El actual embalse tiene una capacidad máxima de nada menos que 379hm3, siendo el rey absoluto de los embalses valencianos.

Embalse de Tous, Valencia. Por DiverDron,

La primera presa de Tous tenía una capacidad de 162hm3. Ésta se derrumbó la tarde del 20 de octubre de 1982, debido a la descomunal crecida del Júcar y a una serie de trágicas circunstancias -como que la presa era de tipo escollera, construida con materiales sueltos- y negligencias en la gestión que imposibilitaron la apertura de compuertas. Así, la presa cedió por completo liberando un caudal que se cifró en 16.000 m3/s en toda la Ribera, siendo la localidad más afectada Alzira, aguas abajo del embalse, y causando la mayor riada conocida en España, conocida como la Pantanà de Tous, de la que en otro momento daremos crónica más detallada.

Actual presa de Tous
Actual presa de Tous

El embalse actual se terminó de construir en 1994 y cuenta con una capacidad mucho mayor que el anterior. Entre los objetivos de la presa se encuentra el aprovechamiento hidroeléctrico, la prevención de inundaciones y el riego; sus aguas surten el Canal Júcar – Túria. Está permitida la navegación recreativa y la pesca de lucios, carpas y barbos en sus aguas.

La presa de Tous fue concebida para la laminación de avenidas además de la regulación de las aportaciones del río Júcar. Los primeros trabajos para construirla se iniciaron en octubre de 1958, con una solución de presa de hormigón de alrededor de 80 m de altura sobre el cauce. Durante la construcción, las condiciones geotécnicas del terreno de cimentación, situado entre las dos fallas que delimitan el cauce, obligaron a paralizar las obras en diciembre de 1964. Solo se reanudarían cuando, diez años después, el 18 de abril de 1974, se pudieron resolver las cuestiones técnicas que obligaron a su postergación.

La construcción de las obras de la primera fase estuvo prácticamente finalizada en marzo de 1978, mes en el que se inició su puesta en carga, alcanzándose el máximo nivel normal de embalse en noviembre de 1979. Durante el tiempo en el que la presa de Tous estuvo en servicio (aunque nunca fue oficialmente inaugurada), su comportamiento fue correcto y algunos problemas surgidos en este tiempo, de filtraciones en su mayoría, fueron corregidos satisfactoriamente. Hasta el fatídico 20 de octubre de 1982.

El Tous antiguo, durante el siglo XIX, sufrió varias inundaciones por desbordamiento del río Júcar. Fue trasladado a finales de los años 50 del siglo XX a su nuevo y actual emplazamiento, fuera del valle del Júcar, ya dentro de La Ribera, a unos 13 km de distancia, debido a la construcción de la presa. El pueblo viejo quedó sumergido por las aguas de la presa, por lo que sólo se conserva la fachada de la iglesia trasladada a la entrada del nuevo pueblo.

Como anécdota o curiosidad, en épocas de bajo embalsado asoma la cúspide de la torre de la iglesia del antiguo Tous.

Torre de la iglesia del Tous antiguo
Torre de la iglesia del Tous antiguo

Entradas relacionadas

Deja tu comentario