¿Sabes dónde está la sala de subastas de arte más grande de España? ¡En Valéncia!

sala de subastas más grande de España

La sala de subastas presencial más grande de España está en Valéncia: de Dalí y Warhol hasta arte de la China imperial.

La sala de subastas presencial «más grande de España», Subastas Darley, abrió sus puertas en Valéncia en noviembre de 2019, con un espacio de más de 1.500 metros cuadrados y piezas que abarcan desde Salvador Dalí, Andy Warhol y Amadeo Modigliani hasta el regalo que le hizo a su esposa un emperador chino de la dinastía Qing, entre 1736 y 1795.

Darley desembarcó en uno de los bajos de la estación de autobuses de Valéncia, acogiendo desde su aterrizaje en la capital del Túria cerca de tres subastas presenciales anuales que se suman a las que hace online, y funcionando también como galería de exposiciones, donde tendrán cabida también artistas emergentes, y punto de venta directa de arte.

Darley Valéncia nació con el propósito de ocupar «un espacio que estaba vacío» y convertirse en un «referente de arte» en la Comunitat Valenciana, explicó en su apertura su gerente, Vicente Moreno, a Europa Press, pretendiendo, además, «abrir la puerta con Asia», ya que una de sus responsables es de origen chino y con conexiones con este mercado.

sala de subastas más grande de España

Precisamente, el establecimiento está especializado en arte asiático aunque aglutina más de 4.000 piezas de pintura, bronce, joyas y cerámica de artistas nacionales, internacionales y de diferentes épocas y orígenes, sobre todo antigüedades que se orientan a un comprador con «gusto por lo antiguo». Tienen cabida «artistas más recientes» del siglo XX y pintura del siglo XVII y XIX, sin olvidar a nombres emergentes. Por ejemplo, entre sus rincones destacan obras de autores de la talla de Modigliani, Dalí, Picasso y Warhol, así como «segundas espadas» del prestigio de Madrazo, Pinazo y Saura. También alberga joyería, alguna perteneciente a la realeza china, y bronces de más de 2.000 años de antigüedad.

La estrella de Darley Valéncia: un jarrón de 4 millones de euros

Pero la «estrella» de la colección de la sala de subastas de arte más grande de España es el jarrón chino ‘Meiping’, un regalo que un emperador de la dinastía Qing hizo a su esposa y que data de entre 1736 y 1795. El valor de esta pieza, estimado en más de cuatro millones de euros, además de por su antigüedad y alto origen, reside en la rareza de su ornamentación, ya que tiene dragones pintados, un símbolo que en aquella época estaba prohibido salvo para el emperador y su círculo cercano, han explicado desde la sala.

Al mismo tiempo, la casa apuesta por el arte de Mónica Jimeno y expone piezas de esta autora toledana en su recepción, además de las que llevará por la Bienal de Florencia, Nueva York y muestras itinerantes de París, Viena y Alemania. Así, el cogerente de Darley ha detallado que «a pesar de lo que pueda parecer», el perfil al que se dirigen no se limita a las «altas esferas» y al «nivel adquisitivo alto», porque «hay más público del que se puede imaginar». En este sentido, ha destacado que puede haber piezas desde los 100 euros y otras que esperan que alcancen los 15 millones de euros en subasta o incluso más.

Valéncia tiene mucho arte perdido sin descubrir

Preguntado en su momento por la elección de asentarse en Valéncia, el cogerente indicó que en la Comunitat Valenciana «no hay nada como esto» ni «ninguna casa de subastas presenciales» pero, sin embargo, «el mercado valenciano es muy amplio».

«Aquí hay mucho arte perdido o que no se ha descubierto todavía», aseguró Vicente Moreno, destacando que el arte entra al país por el puerto de la ciudad y que también pretenden que los propietarios de arte valencianos «no tengan que desplazarse para dar salida a sus piezas».

sala de subastas más grande de España

Moreno manifestó que existe en Valéncia un público que «se encuentra algo de arte de rebote», por alguna herencia, y «no sabe que este mundo existe». En estos casos, Darley pretende ofrecer «sin compromiso» asesoramiento. «A veces hay gente desesperada que necesita vender y no sabe dónde ir, así que la gente inexperta tiene aquí su casa, y la gente consolidada también».

Fuera de las subastas presenciales, en Darley los valencianos también pueden adquirir obras. «Hay gente que no quiere sacar a la luz en una subasta que se quiere desprender de piezas», afirmó Moreno en la apertura de la galería, que actualmente tiene una plantilla de ocho personas, entre personal de almacén, especialistas en arte y tasadores.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario